miércoles, 11 de julio de 2007

CHILE, PAÍS DE ORQUÍDEAS

CHILE, PAÍS DE ORQUÍDEAS

Artículo publicado el 23 de junio del 2007, en la Revista Vivienda y Decoración del Diario El Mercurio, por la periodista Luz María de la Vega Prat. Fotografìas de Patricio Novoa, Enrique Matthei y Erwin Domínguez.

Entusiasmados por la belleza de nuestras orquídeas nativas, en el último tiempo se han publicado estudios y un grupo de investigadores decidió buscar la forma de reproducirlas. La idea es ofrecerlas en los mercados nacionales y extranjeros y, a la vez, evitar su extinción.
Poco sabido es que existen más de cincuenta especies de orquídeas en nuestro país, localizadas entre el altiplano y el Cabo de Hornos. Tampoco se sabe que la aún en formación Sociedad Chilena de Orquideología, ya tiene entre sus actividades luchar porque se nombre como flor emblemática del Bicentenario de la República a la orquídea Chloraea crispa Lindl, considerada la única planta de flores absolutamente albas de Chile.

Aunque lo más frecuente es ver orquídeas en los bosques, campos y cordilleras de la zona central, en el último tiempo debido a que estos sectores están siendo arrasados, se ha visto comprometida su supervivencia. Por ello, en 1998, científicos de tres universidades chilenas (UCV, U. de Talca y U. de Concepción) en conjunto con Orquídeas Terrestres de Chile se ganaron un fondo FIA (Fundación de Innovación Agraria) para desarrollar el proyecto "Domesticación de orquídeas silvestres chilenas", a través del cual se evitaría su desaparición al propagarlas y reincorporarlas mejoradas. Fue así como iniciaron una colección y selección de orquídeas silvestres, del género Chloraea, en la Región del Biobío.

La producción obtenida de la germinación de semillas in vitro se estableció masivamente en tierra usando microrrizas, un hongo específico que convive en sus rizomas y que es fundamental para que broten. Para ello se imitaron las condiciones naturales en que se encontraban estas plantas en medio de las acículas de los pinos y, a pesar de que las orquídeas son de crecimiento lento en la naturaleza, en estas condiciones crecieron más sanas, llamativas y con varas más erectas.

El año 2003, FIA financió una segunda etapa para el mejoramiento genético de las orquídeas chilenas del género Chloraea, con lo que se reprodujeron masivamente variedades comerciales genéticamente mejoradas; la clonación de éstas permitió aumentar sus poblaciones y acortar el tiempo entre su floración.

Enrique Matthei Jensen, coordinador de estos proyectos, las ha reproducido con éxito en un predio en la zona Arenales, a 6 km de Yumbel, y habla de ellas con entusiasmo: "Es asombrosa su capacidad inventiva para perpetuar la especie. Con sus multifacéticos labelos -o pétalos modificados de tamaño y con forma irregular-, atraen a los insectos polinizadores, a pesar de que no producen néctar".

Las híbridaciones permitieron manejar las épocas de floración y su calidad. La idea es permitir que la producción sea anual, con forma, color y comportamiento mejor que el que tuvieron sus padres. Las orquídeas serán tema para largo: mientras se le propone como flor del Bicentenario, las investigadoras Gabriela Verdugo y Hermine Vogel están buscando un tercer período de apoyo FIA para obtener un híbrido patentable, con vías a la exportación. Paralelamente Ximena Calderón, de la Universidad Arturo Prat con sede en Puerto Montt, está abocada a obtener variedades comerciales en esa zona.

En Chile hay pocos textos sobre las orquídeas nativas. Sólo existía un ensayo, escrito en 1910 por Carlos Reiche, entonces jefe de la sección botánica del Museo Nacional. El año pasado el interés por las formas de estas plantas, sus colores, su escasez y la dificultad de encontrarlas llevó a un grupo de profesionales de distintas áreas, a escribir el libro "Guía de Campo de las Orquídeas Chilenas". Patricio Novoa, (jefe de horticultura del jardín Botánico de Viña), Jaime Espejo y Mauricio Cisternas, luego de juntar las imágenes y material bibliográfico que tenían, hicieron primero un sitio web de orquídeas chilenas, bajo el alero de la revista botánica on-line www.chlorischile.cl. Al poco tiempo se les sumó Erwin Domínguez, con algunas publicaciones, y Mónica Rubio con sus experiencias y fotos sobre el tema. Con financiamiento de Corma para realizar el libro, las investigaron in situ en Valparaíso, Antuco, Nahuelbuta, Patagonia y zona central, incluyendo mapas de con su ubicación y el tipo de hábitat que ocupan.

El estudio detectó que muchas están mal identificadas, y para ayudar en esta tarea la guía también se incluyó en el blog de botánica, www.botanicaler.blogspot.com. En el futuro estos profesionales esperan hacer una segunda edición del libro abordando su reproducción y conservación.

Chloraela barbata Su floración es entre octubre y diciembre, aunque hacia el sur comienzan a aparecer más tarde y continúan hasta febrero.








Chloraea bletoides









Chloraea magellanica











Chloraea gavilu












Chloraea chica












Codonorchis lessoni. El trabajo con las orquídeas permitirá darlas a conocer, valorizarlas y diversificar las posibilidades como país emergente en la producción de flores bulbosas. Chloraea crispa Lindl está propuesta como flor emblemática del Bicentenario.





Chloraea crispa

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Simplemente son hermosas.....

Claudio Alvarado Solari dijo...

Felicitaciones por el nuevo blog. Esperaramos con interés los nuevos artículos. Muchas gracias por incluirnos en los vínculos (Ventana Verde)

Anónimo dijo...

Una consulta, ¿cuales son las condiciones optimas para la produccion de estas orquideas? necesitan muchos cuidados o es posible su cultivo en invernaderos standar.

Atte
J. Guzman D

Anónimo dijo...

Soy solo un aficionado en el asunto, pero como de chico siempre tuve campo, me acostumbre a perseguir la fauna y cultivar la flora. Mi principal interés estaba en las orquídeas autóctonas, en la octava región y sus aledañas hay muchas especies. Como tenía espacio y tiempo hice algo semi criminal, intentar su cultivo en cautiverio arrancándolas de su hogar. Mi compromiso era la reproducción producción de las pequeñas semillas y re siembra, mi concejo para los interesados es que vayan a terreno pala en mano, o tijera si encuentran que están semillando y un cuaderno, anoten la exposición solar, recolecten tierra de el mismo lugar, se interioricen en el clima y en el nivel y frecuencia de precipitaciones, reproduzcan las condiciones naturales en forma exacta y tendrán resultados. Al plantar, les recomiendo usar un funguicida para desinfectar la tierra las coronas de las plantas y sus raíces que son gruesas, jugosas y muy frágiles, trátenlas con cuidado. Recomiendo thiram a media concentración recomendada. Tengan paciencia, un par de años de solo hojas, un periodo de reposo en que disminuir los riegos al mínimo, y tendrán una hermosa floración. Yo las polinizaba con un pincel de cerdas suaves, nunca intente hibridar, pero supongo que es posible. Saludos. Julio.
PD: en orquídeas orientales y centro americanas, una opción es el cultivo en capsulas de Petri con un medio gelatinoso nutritivo, investiguen el tema, quizás se pueda con las chilensis.

Iván dijo...

Realmente preciosas, me he quedado con la boca abierta...
Saludos desde el País Vasco.

Anónimo dijo...

Nice post, kind of drawn out though. Really good subject matter though.

Jovian dijo...

Hola, muy interesante tu publicación, consulta, lograste germinar semillas? como? De ante mano gracias.JMR

Carlos Matthei dijo...

La Gavilu y Lindl son fotos que he tomado yo. Agradeceria que aprezca mi nombre en la fotografias de lo contrario ejercere acciones legales. Atte Carlos Matthei (foto numero 4 y la ultim)

Carlos Matthei dijo...

Mi padre me acaba de decir que el le paso las fotos, en fin no es muy dificil poner el nombre al lado de la misma foto Saludos Carlos Matthei